Método Curly Girls

El método Curly Girls se trata de una rutina capilar para el cabello rizado, creada por Lorraine Massey quién escribió el libro “Curly Girls: The Hand Book”, en el cual encontrábamos ingredientes y rutinas para hacer que el cabello luciera hidratado, nutrido, jugoso y con el menor encrespamiento posible.

El mayor problema que nos encontrábamos en el cabello rizado era la sequedad y el encrespamiento.

Esto era debido, entre otros factores, al uso frecuente de sulfatos agresivos en los champús, los cuales arrastraban los aceites naturales del cuero cabelludo resecando este y a la vez su hebra.

Al sentirlo reseco, recurríamos al uso de mascarillas y acondicionadores repletos de siliconas (no solubles).

Estos sólo camuflan el problema, es el maquillaje del cabello, pues no hidratan penetrando en la fibra capilar, sino que se acumulan sobre ella, creando una película hidrófoba la cual no permite penetrar el agua en el interior de la hebra, clave para sentir el cabello hidratado.

Estas siliconas te obligarán de nuevo a usar un champú con sulfatos para poder retirarlos, por lo que continuarás resecando el cabello e incluso en ocasiones pueden producir descamación o caspa.

Por lo tanto, el abandono de estos ingredientes: sulfatos, siliconas, alcoholes secantes y aceites minerales, sumado a las rutinas adecuadas, es lo que hará que tu cabello empiece a lucir hidratado, jugoso, con brillo, con menor frizz y con el mayor encogimiento posible.

Se trata de sacar el mayor partido a tu genética, para ello, hemos creado una rutina que sin duda te ayudará a conseguirlo.

AntesDespués
AntesDespués
AntesDespués

Rutina Curly

Una vez que ya sabemos en que consiste el método y conocemos las necesidades de nuestro cabello, es el momento de aprender a realizar lo que llamamos “Rutina Curly”.

Para ello te recomendamos nuestro “Pack Básico – Duet Nature” y que sigas estos pasos.

Experimenta esta rutina y cuéntanos tu resultados, nuestra experiencia nos dice que es una apuesta segura.

1- Limpia tu Cuero Cabelludo

Masajea suavemente el cuero cabelludo evitando movimientos circulares y la fricción de la hebra. Después aclara con agua abundante.

Para ello utiliza el Shampoo Low Poo con tensoactivos de limpieza respetuosa. Su formula con aceite de coco ayuda a prevenir la perdida de proteínas y el daño en la cutícula con Provitamina B5 que ayuda a mantener la hidratación.

2- Hidrata y nutre tu fibra capilar

Con el cabello bien húmedo reparte el acondicionador por la hebra, desenreda con el peine o con tus dedos y ejerce presión hacia arriba, creando una esponja. Esta técnica se denomina STC (Squish To Condish).

Para una hidratación más profunda puedes dejarla actuar de 5 a 10 minutos.

Conditioner intensive con acondicionadores catiónicos que suavizan sumados a la manteca de karite y al cocos oil mantendrás a raya el frizz. La proteína de la soja le dará fuerza a la fórmula. Los aminoácidos que contiene, te darán una sensación sedosa muy agradable.

3- Extra de hidratación sin aclarado

Con el cabello bien empapado de agua reparte el producto mechón a mechón presionando y estrujando hacia arriba para ayudar a su penetración.

Leave-in contiene entre entre sus principales ingredientes un humectante que forma una película protectora que retiene la hidratación y aporta una mínima fijación, ideal incluso en porosidades bajas o cabellos finos, ya que su formula no aporta nada de peso.

Los extractos de semillas y su mezcla de aceites vegetales como el coco, argán, macadamia o camelia japónica, harán que tu cabello luzca realmente hidratado.

4- Define y fija tus rizos

Aplícalo con el cabello bien húmedo, después del “Leave-In”, con tu manos juntas (el conocido praying hands) y después recoger el cabello en la palma de la mano y presionar hacia arriba repetidamente (scrunch o pulsing).

Su jugo extraído de las hojas del Aloe forman una película protectora que ayudan a retener la hidratación, sumado a la lista de proteínas hidrolizadas que le siguen como las de la avena, soja, jojoba y su alto contenido en antioxidantes, le dará a tu melena la hidratación y elasticidad que necesitan.

5- Sella y protege la cutícula

Con solo unas gotitas en tus manos y presionando el cabello le proporcionaras una hidratación intensa, fortaleciendo de raíza puntas y favoreciendo la regeneración capilar, brillo y elasticidad al instante.

Una combinación perfecta y nada pegajosa de aceites de origen botánico como el aguacate, argán, coco, camelia japónica o almendras, que logrará sellar la hidratación conseguida en los anteriores pasos.